Crecimiento de la Generación Distribuida en México

Como bien es sabido, la energía solar en México tiene un potencial enorme, su ubicación geográfica y las condiciones meteorológicas lo hacen un paraíso para la explotación de energías renovables, pero ¿hasta dónde debe explotarse?



México ha tenido un crecimiento impresionante, avanzando a un ritmo cada vez más acelerado año con año, llegando a tener más de 700 MW tan sólo con centrales en pequeña y mediana escala bajo el esquema de Generación Distribuida, la cual es definida en términos de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) como aquella que es realizada por un generador exento interconectado a un circuito de distribución con alta concentración de centros de carga, lo cual facilita el consumo de la energía sin que recorra grandes distancias, disminuyendo de este modo pérdidas por transmisión de energía hasta estos puntos.


El uso de energía en México por parte de particulares tiene sus inicios desde el 7 de junio de 2007 cuando el modelo denominado como Net-Metering fue permitido, y en 2010 dando entrada a generadores renovables, donde va incluida la energía solar fotovoltaica. El modelo Net- Metering nos permite producir un volumen de energía el cual se consumirá directamente en los aparatos eléctricos y al momento que se vea rebasado, el excedente irá a las líneas de distribución, y viceversa, cuando la energía sea insuficiente para abastecer la casa, ésta se podrá obtener de la red.