El Usuario Calificado en el mercado eléctrico mexicano


Los Usuarios Calificados en la LIE


Desde agosto del 2014 entró en vigor la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) con la cual México inició un proceso de transformación y reorganización en la manera en la que el mercado eléctrico opera en México, como parte de este proceso resalta la figura del Usuario Calificado (UC), definidos como los clientes o centros de carga que necesitarán de los servicios y/o productos que la industria eléctrica tiene para ofrecer: Energía, Potencia y Certificados de Energías Limpias (CEL).


Otras figuras tan destacadas en el mercado eléctrico como el UC, son los Suministradores de Servicios Calificados y el CENACE.


Los Suministradores de Servicios Calificados por su parte, son las empresas que estarán compitiendo en un mercado abierto para comercializar la energía, generando beneficios a los Usuarios Calificados mientras que el Centro Nacional para el Control de la Energía (CENACE), es el órgano federal encargado de operar el mercado eléctrico mexicano, así como vigilar su desempeño.


Por el desempeño profesional y eficiente 24/7 que lleva a cabo el CENACE, el eléctrico mexicano sigue avanzando hacia un proceso de mejora continua y de mayor madurez para enfrentar los desafíos que plantean los mercados eléctricos abiertos.


¿Cuáles empresas califican como Usuario Calificado?


Todas aquellas empresas o centros de carga con una demanda mayor a 1MW de potencia o en términos monetarios, si el consumo eléctrico es cercano a los $800,000.00 pesos mensuales.


Los UC adquieren de acuerdo a la ley ciertas responsabilidades muy específicas, por lo que será de vital importancia tomar la iniciativa de capacitarse en estos compromisos con una empresa experta al respecto, siendo el más relevante de éstos la firma de un contrato de suministro eléctrico o PPA con alguna de las empresas autorizadas por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para ofrecer este servicio.


Cambio de responsabilidad interna


Uno de los principales paradigmas en el manejo de la energía en la empresa mexicana es el hecho que por muchos años el suministro de energía era un tema puramente de mantenimiento y operaciones, al sólo tener acceso a una tarifa regulada y sin posibilidades de negociación.


Los nuevos esquemas de comercialización de la energía le permiten a las empresas, no solamente negociar el abasto de su energía, sino que abren la posibilidad de obtener ventajas competitivas en sus procesos productivos.